Manifiesto


19 es el último distrito de la ciudad de Valencia. La primera frontera de este colectivo. Los límites geográficos, sociales, políticos, culturales, filosóficos, fotográficos son lugares de especial significación. En ese lugar fronterizo es donde este colectivo de fotógrafos, diseñadores, periodistas y realizadores quiere desarrollar proyectos, es ahí donde la realidad se manifiesta en toda su complejidad. Entendemos la frontera fotográfica como una línea discontinua donde habitan las segundas lecturas y los rincones inhóspitos. Desde allí es posible narrar con la profundidad que la realidad necesita para ser comprendida.

Según Eugenio Trías, el hombre se encuentra ante dos cercas: la cerca hermética, detrás de la cual se encuentra lo misterioso, y la cerca del parecer, la del mundo concreto. Entre estas dos líneas existe un espacio, el límite, donde se encuentra el hombre, al que define como un ser fronterizo, entre lo físico y lo metafísico. La filosofía del límite que Trías desarrolla es un pensamiento en el que se recoge con igual importancia la necesidad de la razón y el lenguaje verbal para acceder al mundo manifestado, y la necesidad del símbolo para llegar a contactar con lo misterioso.

La consecuencia es que el hombre puede desenvolverse en lo concreto y en lo intangible, y no puede entenderse sin lo uno y lo otro. Esta necesaria ambivalencia, la proyecta Trías en todos los ámbitos del ser humano. Entendemos la ambigüedad del lenguaje fotográfico desde este punto de vista. La idea del límite como lugar donde se experimentan los cambios, donde nacen y se comprenden los conflictos, del tipo que sean, es el timón que dirige el rumbo de nuestros proyectos fotográficos documentales. Aceptamos nuestra condición fronteriza y comprendemos la realidad a través de esta dicotomía. Con la frontera como brújula y guía.

Hit enter to search or ESC to close