Noventaycuatro

Nadie está preparado para la pérdida de un ser querido. Mi abuela era parte fundamental de mi vida. Cuando sufrió un ictus sentí que, tarde o temprano, acabaría yéndose. A través de este trabajo he intentado retenerla; retener ese recuerdo de lo que significaba para mi.

94 es el torrente de sensaciones provocado por la inminente pérdida de un ser querido.

Hit enter to search or ESC to close